IMG-20140525-WA0022.jpg

Cuando tenía diecisiete años

Quería ir a Tokio

Ahora tengo setenta años

Y sé que la lejanía siempre acerca

Que la distancia siempre llega

Y que todos los círculos son diferentes

Y aun así, te espero

Sí, aún

Todavía

Aún te espero todas las tardes en mis sueños

Después de los incendios

Extinguido el  fuego, en el calor nos tomamos de la mano

Sin preguntas, sin primera vez

Todas las tardes en los sueños que emergen del crepúsculo

Cada noche es un sueño que viene de la tarde

Todas las noches después de que termina la noche

Todas las tardes del anochecer